martes, 28 de marzo de 2017

l La Fille Inconnue



De pronto la investigación sobre el asesinato de una prostituta africana origina la idea central de lo que sería el filme, pero ese crimen no es más que el pretexto argumental.  Ahora, no es la primera vez que el cine de los hermanos Dardenne galantea con los signos de género. En algunos pasajes de “El niño” (2005) y en “El silencio de Lorna” (2008) son dos cintas a valorar al respecto.



De todas formas, es a través de Jenny (no le abre su consultorio a la prostituta porque ha cerrado hace una hora su consultorio) que se genera toda la ideología del filme ya que ella, y su actitud, marca su irreprochable conducta, planteando argumentos éticos del comportamiento humano. Y es ahí cuando encontramos en nuestra mente la evaluación acerca de los sentimientos de culpa (y más si el personaje principal es médica).

Historia pues buena en el sentido de equilibrar la balanza sobre el tono de la cinta y su “suspense”. Y es que al final de todos nuestros actos, siempre (digo siempre) los sentimientos de responsabilidad marcan el derrotero de nuestras conductas posteriores. Esa proyección de sentimiento de culpa, estaría sujeta a los contextos, que para este caso del filme europeo, se inclinaría hacia el tema de la inmigración.

Gonzalo Restrepo Sánchez

Visite: www.elcinesinirmaslejos.com.co