Páginas

domingo, 6 de enero de 2013

Cloud Atlas


Un ambicioso film (de arte y ensayo) que puede resultar por su exceso en el metraje y las historias entrecruzadas, difícil de advertir pues resulta una alegoría trufada. El film arranca con tres biografías diferentes y “actores” disímiles, para prologar sobre la verdad y sobre la realidad. Y es que alguien que a modo de Atlas (en la mitología griega, el gigante que sostiene la Tierra y el firmamento sobre sus hombros) cuenta su fábula y luego permanece omnisciente a lo largo del asunto, intentando hilar lo que él a su antojo quiere.

Así que el film arranca en 1849, para pasar luego a un compositor homosexual en 1936 y pronto a 1973 con Luisa Rey (Halle Berry), una periodista que con una marca en su piel, parece arrancar de una vez la trama, que nos lleva al 2012 y luego a 2144, con Sonmi-451 (el segmento diegético que más me gustó, si se  analiza aisladamente, de tanto ir y venir el relato del presente, al pasado y al futuro. ¡Uf, qué pesadez!)

Con varios clímax en el tercio final, surge la interpelación: ¿Todo es culpa del azar? Y es que cuando volvemos ya en el último tercio del asunto, y observar la introversión del Atlas, me queda una conclusión: “somos lo que somos, porque otros fueron lo que fueron”.

Gonzalo Restrepo Sánchez
No deje de ver www.elcinesinirmaslejos.com